Gran parte del juego en Monster Hunter World es luchar contra monstruos curtidos, que son versiones de las bestias que ya has cazado pero mas duros, hacen más daño y en definitiva más desafiantes.

La forma más sencilla de encontrar estos monstruos curtidos es consiguiendo investigaciones de estas bestias, pero muchas veces este tipo de investigaciones no salen tan a menudo como nos gustaría.

Por si no te habías dado cuenta, las investigaciones se van desbloqueando conforme vas encontrando huellas y material de ciertos monstruos. Pues con los monstruos curtidos es más o menos igual, pero menos frecuente y complicado.

El Dragón anciano más sencillo de encontrar su forma curtida es el Nergigante, deja un montón de pistas fáciles de seguir.

Para empezar necesitas tener al menos una investigación de Nergigante curtido desbloqueada.

Empiezala y sal en el campamento que hay en la zona número 1.

Espera unos cinco minutos o un poco más. Con esto conseguirás que se generen más huellas. Haz algo de provecho mientras, como recoger depositos de berilio o similar ;).

Cuando los recojas todos, vuelve al campamento, espera que se regeneren los depositos y vuelve otra vez recogerlos. Repite hasta que te aburras. Una vez acabes con esta tarea, ve al campamento del área 14 y empieza la lucha.

Cuando el Nergigante deje el área tienes una oportunidad de recoger todas las huellas que ha dejado desde que has empezado la misión.

De esta manera tendrás suficiente “material” como para conseguir dos o tres investigaciones de nergigante, aunque no te garantiza que sean investigaciones de monstruos curtidos, pero siguiendo este método es más probable que esas investigaciones lo sean.

Los mosntruos curtidos son una gran fuente de recursos End-Game para mejorar equipo.

No es una forma bonita pero si la más sencilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here