Shawn Shaputis, conocido por el robo de una furgoneta de Fedex, con persecución a gran velocidad incluida, ha sido acusado de entrar en las oficinas centrales de Valve y robar más de 40.000$ en material de videojuegos.

El ladrón consiguió a través de de la puerta que no cerraba bien de un restaurante, acceso la planta once del edificio que alberga las oficinas de la compañía de videojuegos.

Entre los artículos robados se encontraban:

Shawn fue capturado cuando intentaba vender parte de la mercancía robada en un gamestop. Después de que la policía lo engrilletara, confeso que el resto de la mercancia se encontraba en su coche, donde también encontró diversa parafernalia usada por drogadictos.

Y si os lo preguntáis, no, no robó ni se encontró ninguna copia de Half Life 3.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.